miércoles, 5 de marzo de 2008

MIS COJONES SON MIS PORTAVOCES






En aquellos momentos en los que el sentido común desfallece, siempre es aconsejable disponer de fieles delegados en quienes confiar nuestras decisiones.

1 comentario:

Mael Spiga dijo...

al menos estos hablan... los míos solo cuelgan comodamente hasta que harto de sus sórdidos silencios, los pongo sobre la mesa y digo: "aquí estoy yo"

Doctor L: ¿Es muy grave que mis cojones no hablen?

Mael.